¿Conviene creer por si acaso?


Hace unos días, navegando en redes sociales, me encontré con un video titulado “Pastor deja sin palabras a periodista” y que en el texto agregado decía: “Todos deben ver esto. Es mejor creer en dios”. En el video una mujer pregunta a un pastor sobre qué le diría a una persona que no cree en dios. El pastor procede a enunciar una apuesta y, utilizando su raciocinio, concluye que “por lógica” es mejor creer en dios.

La apuesta que nos presenta el pastor se llama La Apuesta de Pascal y fue presentada por el filósofo y matemático Blaise Pascal en el siglo XVII. Esta nos muestra cuatro escenarios:

  • Puedes creer en dios; si existe, entonces irás al cielo.
  • Puedes creer en dios; si no existe, entonces no ganarás nada.
  • Puedes no creer en dios; si no existe, entonces tampoco ganarás nada.
  • Puedes no creer en dios; si existe, entonces no irás al cielo.

 

Dios existe (Dios) Dios no existe (¬Dios)
Creer en Dios (Creer) + ∞ (CIELO)
– N (NADA)
No creer en Dios (¬Creer) − ∞ (NO-CIELO: INFIERNO)
+ N (NADA)

 

De manera resumida nos dice que es preferible creer en dios puesto que sólo de esa forma no perderemos la apuesta. En caso de existir habremos ganado el cielo y en caso de no existir no se habría perdido nada. En cambio, si decidimos no creer en dios, la única manera de ganar la apuesta es que él no exista, caso contrario lo habremos perdido todo.

La Apuesta de Pascal suena muy lógica y razonable, si no fuera por que tiene algunos problemas. Para ponerte un ejemplo, vamos a suponer, por el bien de la continuidad de la argumentación, que sí existe un ser superior. ¿No crees tú que éste, en vez de premiar la “inteligencia” de una persona que use la apuesta de Pascal, los castigue debido a la hipocresía de creer únicamente con el objetivo para ganar algo? Se supone que es un dios omnisciente. ¿De verdad crees que eres más inteligente que él y podrás ocultar tus intenciones? Si realmente existe algún dios, parece prudente suponer que este apreciaría más un personaje no creyente, ya que es honesto y valiente al mantener su posición de no creyente ante las diferentes amenazas, extorsión y chantaje con castigos eternos a quien ose no creer en él.

Por otro lado, la apuesta de Pascal no toma en consideración la existencia de ningún dios diferente al que postula el judeocristianismo, con lo que se cometería así la falacia del falso dilema. El hecho de creer en el dios judeocristiano no te salva de caer en algún otro infierno de alguna otra religión. Dicho de otra forma, ¿Qué pasaría si al morir te das cuenta de que el dios que adorabas no existe sino que es un dios diferente y te condena por creer y adorar a un dios equivocado? (Recuerda que todos los dioses son celópatas) Habrías perdido toda tu vida adorando al dios errado.

 

La Apuesta de Pascal refutada por el gran filósofo Homero Simpson

Para finalizar, la Apuesta de Pascal nos quiere convencer que no cuesta nada el creer en dios y que, por el contrario, los beneficios son enormes. Esto también suena bastante agradable si no fuera por que es completamente falso. Ser creyente en dios y mantenerse en una religión cuesta y mucho. Veamos tan sólo 3 de estos costos:

  • Dinero. Todos sabemos que, aunque muchos creyentes lo nieguen o justifiquen, creer en dios y pertenecer a una religión provoca gastos de dinero que pueden llegar a ser muy elevados. Ofrendas, colectas, diezmos, dádivas, sacrificios, colaboraciones, contribuciones, mensualidades, etc. Si hacemos las cuentas te darás cuenta que es una industria que mueve miles de millones de dólares y sin pagar impuestos. Fácilmente puede llevarse gran parte del presupuesto de algún creyente ingenuo.
  • Tiempo. El tiempo que le dedican los creyentes a adorar y relacionarse con su dios es inmenso. ¿Se imaginan que dios no exista y ustedes han desperdiciado todo ese tiempo adorando a un ser inexistente? O peor aún ¿Al dios equivocado?
  • Aprendizaje. Quizá la más importante de todas. Hay un número importante de creyentes cuya única fuente de información para obtener todo tipo de respuestas desde morales hasta científicas es sólo la biblia y lecturas relacionadas con su religión. Afortunadamente no todos son así, sin embargo muchos del tipo “Fanático” se niegan a aprender sobre otros tópicos. Incluso alegan (apoyados en la misma biblia) que el pensamiento crítico, el conocimiento y la inteligencia es mala. Usualmente procuran apartarse de todo lo que tenga que ver con aprendizaje y pensamiento crítico.

No parece ser una apuesta segura si no todo lo contrario. ¡Es un riesgo demasiado grande! Esta es la única vida que tendremos y no vale la pena perder el tiempo sucumbiendo a perversos chantajes emocionales mal elaborados para convencernos de adorar a seres que probablemente no existan a beneficio de unos cuantos estafadores que dicen ser sus intermediarios.

Deja un comentario